Recuerdos y aromas: una combinación para toda la vida ?

El sentido del olfato es uno de los primeros que desarrollamos los seres humanos. La visión de los recién nacidos no es nítida, por lo que emplean el olfato para guiarse hasta el pecho de la madre. El cerebro enlaza el olfato con los recuerdos, por lo que los bebés recuerdan el camino y lo repiten cuando buscan alimento y seguridad. Y cuando crecen, el sentido del olfato tiene la habilidad de llevarlos de nuevo a su niñez.

El motivo es que la parte del cerebro que se activa con el olfato, el hipocampo, también está relacionada con la memoria a largo plazo y las emociones. Así que, si bien hablamos a menudo de provocar un estado de ánimo a través de una fragancia concreta, en realidad es un proceso mucho más complejo, afirma el Dr. Pradeep, neurocientífico colaborador de nuestra marca: "La fragancia en sí no crea un estado de ánimo. Lo que hace es recuperar un recuerdo, que a su vez está asociado con un estado de ánimo".

Family and Dinner memories
Beach Scent Memories

Estas asociaciones se forman la primera vez que olemos algo y muchos recuerdos asociados a un olor se remontan a los primeros años de nuestra vida y nos recuerdan a nuestra familia, a amigos de nuestra niñez, o incluso a los profesores que nos dejaron huella. El Dr. Pradeep explica que cuando tu madre lavaba la ropa y la colgaba en el armario, la suavidad, la esponjosidad y el dulce olor que desprendían no son sino reflejo de su amor de madre. Por ello, cuando volvemos a oler aquella fragancia, recordamos ese amor, por muchos años que hayan pasado y aunque seamos ya adultos. Y esto tiene la capacidad de hacerte sentir feliz y tranquilo.

El Dr. Pradeep afirma que cuando utilizamos un suavizante perfumado en nuestra colada, damos a nuestros hijos "un recuerdo clave que les acompañará para siempre". Además, podemos crear perfumes característicos que nuestros familiares y amigos asociarán con nuestro hogar. Para conseguir un ambiente relajante, nos recomienda una mezcla de romero, lavanda y eucalipto.

Mimosín colabora con algunos de los mejores perfumistas del mundo para crear fragancias que exploran estos recuerdos llenos de felicidad. Las fragancias de la naturaleza, como las notas florales o amaderadas, nos recuerdan los largos días de verano jugando en el jardín o en el parque. El olor salado del mar evoca recuerdos de vacaciones en la playa, jugando con las olas y haciendo castillos de arena. Los aromas intensos como la vainilla y la canela nos evocan recuerdos de una cocina cálida y llena de vida, o felices encuentros con familiares o amigos. No es de extrañar que quienes quieren vender su casa horneen pan justo antes de mostrarla a los posibles compradores: transmite una agradable sensación de hogar.

Además de capturar fragancias de la naturaleza, la tecnología duradera de los suavizantes Mimosín garantiza que la ropa seguirá liberando progresivamente su fragancia mucho tiempo después de haberte vestido. Por lo que puedes darte una dosis extra de bienestar recordando tu hogar y tus seres queridos, estés donde estés.


También podría gustarte

TOP